Garantiza la Sostenibilidad: Cumple con el Principio DNSH

Principio DNSH

La Unión Europea ha lanzado un ambicioso plan de recuperación económica y resiliencia, conocido como Next Generation EU, para enfrentar los daños causados por la pandemia. España ha presentado su Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para obtener fondos de transferencia y préstamos del Mecanismo Europeo de Recuperación y Resiliencia (MRR). Sin embargo, para acceder a estos fondos, el proyecto debe cumplir con el principio DNSH (Do No Significant Harm, o No Causar daño significativo en español).

¿Porque es tan importante?

El principio DNSH es una condición establecida por la Comisión Europea para asegurar que la inversión o reforma no afecte negativamente a los seis objetivos medioambientales establecidos en el Reglamento 852/2020. Estos objetivos incluyen:

  • Mitigación del cambio climático. En referencia a la producción de gases de efecto invernadero (GEI).
  • Adaptación al cambio climático. Actividades que causen impacto en el clima, personas o entorno.
  • Uso sostenible de los recursos naturales. Actividades que generen problemas en el buen estado del entorno.
  • Economía circular. Imprudencias en materia de reciclaje, producción masiva de residuos y explotación de recursos naturales.
  • Prevención y control de la contaminación. Aumento significativo de las emisiones contaminantes en aire, agua o tierra.
  • Protección y restauración de la biodiversidad. Actividades perjudiciales para los ecosistemas y hábitats naturales.

Para cumplir con este principio, las organizaciones deben realizar una autoevaluación del ciclo de vida del proyecto. Esta evaluación debe considerar todos los aspectos ambientales relevantes y mostrar cómo el proyecto se alinea con los objetivos medioambientales mencionados anteriormente.

Sin embargo, para garantizar que la autoevaluación sea objetiva y basada en hechos, puede ser necesario un informe de validación por parte de una tercera parte.

La validez de una autoevaluación es fundamental para garantizar que el proyecto cumpla con los estándares de protección ambiental establecidos por la Unión Europea. Un informe de validación brinda confianza al evaluador y a la Comisión Europea de que el proyecto cumple con los requisitos ambientales y está preparado para recibir fondos.

Desde Finanzas I+D+i podemos realizar y gestionar sus trámites para la validación DNSH de sus proyectos.
¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros para ver como te podemos ayudar!

HABLA CON NUESTRO EXPERTO