Impulsa tus Proyectos Estratégicos con las Subvenciones PERTE

Los PERTE (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica) son un nuevo instrumento de colaboración público-privada en el que participan distintas administraciones públicas, empresas y centros de investigación. Su objetivo es impulsar grandes iniciativas que contribuyan claramente a la transformación de la economía española. Cuando un proyecto se designa como PERTE, se identifica un sector como un área clave para el futuro de la economía.

Hasta ahora, se han aprobado doce proyectos estratégicos en áreas como el desarrollo del vehículo eléctrico y conectado, energías renovables, hidrógeno renovable y almacenamiento, salud de vanguardia, sector agroalimentario nueva economía de la lengua, modelo de economía circular, industria naval, aeroespacial, digitalización del ciclo del agua, microchips, economía social y de los cuidados, y descarbonización de la industria. Los criterios para declarar un PERTE incluyen:

  1.  Contribución al crecimiento económico y al empleo.
  2. Combinación de conocimientos, experiencia, recursos y actores que permitan abordar fallos de mercado o retos sociales de otra manera.
  3. Carácter innovador y valor añadido en I+D+I.
  4. Importancia cuantitativa o cualitativa, que suponga un riesgo tecnológico o financiero alto.
  5. Integración y crecimiento de pequeñas y medianas empresas.
  6. Proyectos con fases de investigación e innovación disruptivas y ambiciosas, más allá del estado de la técnica en el sector, seguidas de un primer despliegue industrial.

La figura del PERTE se crea en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, pero tiene vocación de permanencia e intención de superar su marco temporal. Están abiertos a todo tipo de empresas, tanto grandes como pymes y startups, y pueden participar varios ministerios en su desarrollo.

¿Cuántos proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica hay?

Ya se han aprobado 11 proyectos dedicados a diferentes áreas:

Los criterios para declarar un PERTE son:

  • Contribución al crecimiento económico y al empleo, combinación de conocimientos, experiencia, recursos y actores que permitan remediar fallos de mercado o/y retos sociales a los que no se podría hacer frente de otra manera, carácter innovador y valor añadido en I+D+i.
  • Importancia cualitativa o cuantitativa, que suponga un riesgo tecnológico o financiero alto, integración y crecimiento de pequeñas y medianas empresas, proyectos con fases de investigación e innovación disruptivas y ambiciosas, más allás del estado de la técnica en el sector, seguidas de un primer despliegue industrial.

Desde Finanzas I+D+i podemos obtener la certificación de proyectos primarios de I+D para el PERTE y la validación del cumplimiento del principio DNSH necesario para poder solicitarlo.

¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros!

HABLA CON NUESTRO EXPERTO