La Ayuda pública es una ventaja económica que puede revestir diversas formas, concedida de modo selectivo a operadores o empresas por parte de los poderes públicos. En determinadas circunstancias, las ayudas públicas pueden distorsionar la competencia en los mercados en contra del interés general.

Del mismo modo que la administración ofrece una serie de deducciones fiscales y bonificaciones que sirven como estímulos fiscales para aquellos emprendedores que apuestan por el I+D+i en nuestro país, (pues se trata de un sector crucial para el crecimiento y la competitividad de la economía), también existen ayudas económicas que tienen como objetivo financiar empresas y proyectos de este sector a través de créditos que la administración otorga a través de instituciones dependientes del estado creadas específicamente para su desarrollo.

Si excluimos las ayudas autonómicas, que variarán dependiendo de cada comunidad, las ayudas a la innovación de España a las que pueden aspirar las empresas que se dedican al I+D+i son nueve y provienen de dos fuentes diferentes: Enisa y CDTI.

Empresa Nacional de Innovación (Enisa): Enisa es una empresa pública dedicada a promover la innovación a través de líneas de financiación en forma de créditos. Como sucede en el caso de los Préstamos ICO, al tratarse de una empresa pública, las garantías son mayores, ya que el crédito proviene del Estado, y las condiciones son más asequibles, ya que el interés de Enisa, a diferencia de lo que sucede en las entidades de crédito privadas, no es principalmente el enriquecimiento. 

Existen tres tipos de créditos de Enisa: 

  •  Jóvenes emprendedores: en este caso tu empresa deberá haberse constituido durante los 24 meses anteriores a la solicitud y la mayor parte del capital de la empresa debe estar en manos de personas menores de 40 años y los socios deberán aportar con su propio capital como mínimo el 50€ del préstamo. El préstamo será como mínimo de 25.000€ y con máximo de 75.000, con un vencimiento a 7 años y 5 años de carencia.
  • Emprendedores: En este caso, la empresa también deberá haberse constituido durante los 24 meses anteriores a la solicitud, los fondos de la empresa deberán ser equivalentes al préstamo solicitado (como mínimo) y el uso del préstamo deberá estar estrechamente vinculado a tu actividad empresarial. Estos préstamos podrán ir desde los 25.000 hasta los 300.000 euros, con un plazo de vencimiento máximo de 7 años y una carencia de 5 años.
  • Crecimiento: se trata de un crédito orientado a cofinanciar las necesidades financieras del proyecto, por lo que en este caso también deberás tener unos fondos propios equivalentes al crédito que quieras solicitar. Si quieres solicitar un préstamo superior a los 300.000 euros deberás acreditar externamente las finanzas de tu último ejercicio cerrado.

El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) es una Entidad Pública Empresarial dependiente del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades en España. Su objetivo principal es promover la innovación y el desarrollo tecnológico de las empresas españolas.

Las ayudas del CDTI se distribuyen a través de diferentes canales:

  • Neotec: se trata de un crédito de financiación de hasta 250.000 euros para empresas que tienen entre 6 meses y 3 años de existencia. Este crédito se obtiene a través de concurso, por lo que se otorga a aquellos proyectos más competitivos y que destacan por encima del resto como premio a empresas de base tecnológica o a las empresas que contribuyen a la innovación tecnológica que genere mejoras sustanciales a productos ya existentes.
  • Programa Cervera: se trata de una ayuda para proyectos individuales de innovación y desarrollo (I+D), pero solo es apta para empresas que colaboren con centros tecnológicos estatales en proyectos específicos que el Proyecto Cervera considera prioritarias: ecoinnovación, fabricación inteligente, deep learning e inteligencia artificial, materiales avanzados, tecnologías para la salud, movilidad inteligente, transición energética y redes móviles avanzadas. Este crédito es parcialmente reembolsable y su plazo puede variar entre 7 y 10 años, con entre 2 y 3 años de carencia. La garantía para el tramo reembolsable será como máximo del 5%.
  • Retos colaboración: se trata de un crédito de apoyo a creación de consorcios público-privados entre empresas, organismos públicos de investigación, centros tecnológicos, centros públicos y privados de I+D y universidades públicas y privadas. El objetivo es fomentar el desarrollo experimental de nuevas tecnologías para las empresas.
  • Programa PID: en este caso se trata de una ayuda a proyectos de I+D que tienen como objetivo mejorar los procesos productivos, así como los productos y servicios, a través de un préstamo parcialmente reembolsable. La parte a devolver debe reembolsarse en un periodo de entre 7 y 10 años y la empresa debe aportar al menos un 15%.
  • Línea directa de innovación: se trata de un crédito parcialmente reembolsable para proyectos tecnológicos orientados al mercado, de poco riesgo y que permitan recuperar la inversión rápidamente. La convocatoria está abierta todo el año.
  • Programa CIEN: se trata de una ayuda para grandes proyectos de investigación y desarrollo en áreas de investigación estratégicas de cara al futuro y con potencial para convertirse en proyectos internacionales llevados a cabo por agrupaciones empresariales. Se trata de un crédito parcialmente reembolsable. El mínimo es de 4.500.000 de euros por proyecto y de 175.000 euros por empresa.

Como decíamos, estas ayudas son las principales ayudas públicas estatales, pero existen otras fuentes de financiación pública para empresas, como las ayudas autonómicas que ya hemos mencionado, pero también las ayudas internacionales que provienen de la Unión Europea.

En Finanzas I+D+i estamos actualizados al día con respecto a todas las convocatorias sobre ayudas y subvenciones que salen y a las que puede optar según proyectos o tipos de empresas.
No dudes en ponerte en contacto con nosotros para saber más.
 

HABLA CON NUESTRO EXPERTO